Tzu Chi Trabaja para Aliviar el Sufrimiento de los Ucranianos

Escrito por María Pacheco Valles

Publicación #15

COMPARTIR

Los niños ucranianos hicieron una presentación emotiva en el eventoCanciones de Solidaridad: Concierto Benéfico de Amor y Alivio en Varsovia”. Foto/Wanyin Chong.

El conflicto entre Rusia y Ucrania que comenzó el pasado 24 de febrero resultó en familias separadas, niños muertos, ciudades destruidas, un país en ruinas y millones de personas huyendo de sus países de origen. En esta guerra ruso-ucraniana, como en otras guerras, las personas inocentes son las más afectadas.

Hablando con franqueza, el momento más aterrador fue cuando decidí huir del país y mis padres se negaron a acompañarme, porque decían que preferían morir cómodamente en su propia casa en la tierra de sus antepasados que convertirse en refugiados. Entonces, estaba parada afuera de mi casa con mi maleta, mirando a mis padres llorar, y estaba paralizada por el miedo de que tal vez nunca los volvería a ver con vida

Nataliia Maidannyk
Periodista ucraniana Traductora de Tzu Chi

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR, por sus siglas en inglés), estima que ha habido más de 8,7 millones de movimientos transfronterizos saliendo de Ucrania. Este éxodo masivo de millones de personas, también ha generado cambios profundos en las sociedades de los países que han acogido a los ucranianos.

Mientras las bombas rusas sigan cayendo sobre el territorio ucraniano, las cifras de muertos y desplazados aumentarán. Todas esas cifras son personas, seres humanos que ahora se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad, sin hogar, sin ingresos y llenos de incertidumbre, sin embargo, cuando la oscuridad parece prevalecer, pequeñas luces siguen brillando intensamente, ayudando a recuperar un poco de fe y demostrando que ante el mal el mejor antídoto es la compasión.

“Amor y Compasión” para los refugiados ucranianos

Tzu Chi siempre ha buscado la manera de permanecer cerca de todas aquellas personas necesitadas, aunque—en su mayoría—los programas de ayuda de emergencia se han desarrollado después de desastres naturales como huracanes, incendios y terremotos, esta vez nos sentimos profundamente afectados por el sufrimiento del pueblo ucraniano. La Venerable Maestra Cheng Yen, fundadora de la Fundación Tzu Chi siguió de cerca el desarrollo del conflicto durante sus primeros días y el 28 de febrero decidió que Tzu Chi organizaría un operativo de ayuda humanitaria para los desplazados ucranianos.

Tzu Chi trabaja para aliviar el sufrimiento de los ucranianos
El 2 de marzo de 2022, Tzu Chi USA lanza la campaña de recaudación de fondos "Amor y compasión para Ucrania"

Veo en sus rostros la desesperación, algunos huyen con sus hijos cargados en la espalda, otros van corriendo con sus hijos tomados de las manos y los adultos mayores se encargan de los más pequeñitos, familias completas huyendo entre la multitud. No sabemos cuál será su destino

Venerable Maestra Cheng Yen

Inmediatamente los voluntarios de Tzu Chi, presididos por Debra Boudreaux, directora ejecutiva de Tzu Chi USA, se encargaron de organizar el operativo con una campaña para recaudar fondos “Amor y Compasión para Ucrania”, a través de la cual se invita a las personas a donar para poder llevar la ayuda humanitaria necesaria como: distribución de ayuda económica, distribución de mantas ecológicas y también apoyo espiritual y psicológico para las personas afectadas por esta devastadora situación.

Una de las ciudades elegidas por Tzu Chi para hacer distribuciones de las tarjetas prepagadas fue Poznań. Foto/Equipo de Tzu Chi.

Voluntarios de Tzu Chi llevan esperanza a Polonia

Los voluntarios fueron hasta Szczecin, ciudad fronteriza donde estaba llegando el mayor número de ucranianos, para conocer de primera mano la situación de estas personas. Después de esta visita Tzu Chi decidió empezar con la distribución de ayuda en Varsovia, capital de Polonia y en las ciudades fronterizas de Lublin y Poznań .

Un grupo de voluntarios que se encontraban en la ciudad de Poznań, también en Polonia, se reunieron con representantes de la comunidad asiática y—entre todos— recolectaron víveres y artículos personales y lograron empacar 300 paquetes que contenían: manzanas, cebollas, papas, cebada, harina de trigo, fideos, leche, salsas y papel higiénico para ser entregados entre la población de Skórzewo, en Poznań.

Los voluntarios polacos de Tzu Chi y estudiantes extranjeros de Taiwán ordenaron y empacaron los suministros para distribuir entre los refugiados. Foto/Equipo de Tzu Chi.

Desde los primeros días del mes de marzo, los voluntarios de Tzu Chi no han dejado de trabajar en la operación de ayuda para Ucrania, mostrando su nivel de compromiso con este operativo de ayuda.

Los ucranianos que huyeron de la guerra fueron ubicados en refugios improvisados en los países vecinos, fue difícil conseguir colchones para todas las personas. Es por esto que el 29 de marzo Tzu Chi donó 1,260 sacos de dormir, que fueron entregados en la estación de donación asignada por el gobierno local de Szczecin. Después, el 1 de abril los voluntarios donaron 1,500 sacos de dormir adicionales a la Cruz Roja de Polonia para ayudar en un refugio militar que alberga a 400 personas.

Tzu Chi donó 1,500 sacos de dormir a la Cruz Roja en Lublin. Foto/Equipo de Tzu Chi.

Tzu Chi luego se asoció con una cadena de supermercados locales de Polonia llamada Biedronka para obtener 15,000 tarjetas de regalo con el objetivo de distribuirlas en diferentes ciudades para que los ucranianos las usen a su conveniencia, beneficiando así a 451 ucranianos.

También visitaron refugios temporales que fueron establecidos en la Universidad de Lublin, la Cruz Roja y Caritas Internacionalis, organización caritativa con presencia internacional y que trabaja de la mano de la iglesia Católica para ayudar a los más necesitados. Allí, donaron suministros de primera necesidad como mantas ecológicas y apoyaron espiritualmente a las víctimas de este conflicto armado.

Tzu Chi distribuyó suministros de ayuda en tres refugios en Lublin, Polonia. Foto/ Equipo de Tzu Chi.

La campaña de recaudación de fondos “Amor y Compasión para Ucrania”, movilizó a los representantes de Tzu Chi de todo el mundo. El 21 de abril, un equipo internacional de Tzu Chi llegó a Varsovia. Debra Boudreaux, Directora Ejecutiva de Tzu Chi USA, viajó desde Los Ángeles; desde Nueva York, Ting Fan, Directora del Departamento de Cultura y Comunicación; y de Hawái, Johan Alwall, Especialista del Departamento de Asuntos de Asociaciones Globales de la Fundación Budista de Caridad de Tzu Chi. Al equipo se unió Faisal Hu y Nadya Chou, voluntarios de Tzu Chi en Turquía, quienes condujeron tres días a través de Bulgaria, Rumania, Hungría y Eslovaquia para llegar a Polonia.

El objetivo del equipo era planear la ayuda a gran escala con actividades que implicarían evaluar el alcance de las necesidades, determinar los sitios de distribución y sostener reuniones con otras organizaciones locales para establecer alianzas. Comenzaron visitando la Cruz Roja Polaca, donde el representante Arkadiusz Kus habló sobre el apoyo de Tzu Chi para proporcionar ayuda a gran escala a los refugiados.

Después de reunirnos con la Cruz Roja Polaca, el gran peso en nuestros corazones finalmente fue aliviado. De hecho, ellos ya tienen información incluyendo detalles sobre la situación actual de estas familias. El resto se trata de cómo deberíamos colaborar, incluida la emisión de tarjetas de regalo. Como tal, podríamos lograr más trabajando hacia una dirección común

Faisal Hu
Voluntario de Tzu Chi en Turquía
El equipo de Tzu Chi se reúne con la Cruz Roja Polaca en Varsovia para discutir la colaboración. Foto/Equipo de Tzu Chi.

El equipo también inspeccionó los posibles lugares para la distribución y se contactó con el personal de los centros de información establecidos para ucranianos en puntos de tránsito como la Estación Central de Varsovia, en donde pudieron conocer la ayuda que el gobierno polaco está brindando y las diferentes organizaciones que se han unido a la causa. Algunas de estas organizaciones también podrían ser socios potenciales.

El equipo se reúne con el personal en las estaciones de información establecidas en los puntos de tránsito para ayudar a los ucranianos que llegan a Varsovia. Foto/Equipo de Tzu Chi.

El 24 de abril, Debra Boudreaux, Directora Ejecutiva de Tzu Chi viajó con un grupo de voluntarios hasta la ciudad polaca de Medyka, convertida en un punto de entrada importante para los ucranianos, puesto que es la localidad polaca más cercana por la que pueden entrar caminando. Sin embargo, otros ucranianos esperaron durante cuatro días en la fila de carros para entrar a Polonia. Debra, convivió con varios ucranianos que llegaron buscando refugio. Sus historias estaban llenas de tristeza, miedo y preocupación por el futuro.

Para poder contar con el apoyo de más personas, a principios de mayo, Tzu Chi realizó un entrenamiento de voluntarios a 16 ucranianos, quienes se identificaron con los valores de la fundación y decidieron prepararse para ayudar a sus compatriotas. El entrenamiento estuvo presidido por Faisal Hu, voluntario de Tzu Chi Turquía quien compartió la filosofía de la organización con los nuevos integrantes. Durante estas horas de conversación las emociones estuvieron a flor de piel y el amor y la compasión prevalecieron en todo momento.

Sonrisas que vencen las lágrimas

Desde el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania han transcurrido días de miedo, tristeza y desesperanza ante la pérdida de seres queridos. Sin embargo se han organizado actividades que sirven para llevar luz entre tanta oscuridad, eventos que devuelven la humanidad a los refugiados como lo fue “Canciones de Solidaridad”, un concierto benéfico que nació como iniciativa de un grupo de voluntarios ucranianos como agradecimiento por toda la ayuda brindada por Tzu Chi. Este evento fue transmitido internacionalmente por todos los canales de Tzu Chi el 6 de mayo, donde niños ucranianos compartieron su talento al cantar en ucraniano y elevar sus voces por la paz entre su país y Rusia.

El 19 de Mayo, Debra Boudreaux, Directora Ejecutiva de Tzu Chi USA, acompañada de otro grupo de voluntarios visitaron distintas organizaciones polacas que ayudan a los refugiados ucranianos. Uno de los principales problemas que encontraron fue que la comida es cada vez menos en estos refugios, por lo que Debra, junto al equipo, fueron hasta uno de los supermercados más grandes en Varsovia y compraron distintos alimentos que fueron entregados a la Cruz Roja para que a su vez distribuyan a las personas que así lo necesiten. También hicieron una distribución de tarjetas que se efectuó en el Oratorio de una Iglesia Salesiana.

Los refugiados que han encontrado ayuda temporal en países vecinos no sólo necesitan ayuda económica, pues muchos de ellos presentan problemas de salud que deben ser atendidos por profesionales. Por esta razón y siguiendo el espíritu de amor y compasión, la Asociación Médica Internacional de Tzu Chi (TIMA, por sus siglas en inglés) visitó diferentes refugios en Polonia para informarse sobre la situación de salud de las personas que se encuentran en dichos lugares, conocer sus diagnósticos y así poder elaborar un plan de atención médica.

Mi tarea es ver lo que podemos hacer con otros socios, especialmente si hay una posibilidad de crear una misión médica en el futuro para cuidar de los refugiados

Ping Tung Cheung
Representante de TIMA
El equipo médico de la Asociación Médica Internacional de Tzu Chi (TIMA), visitó diferentes centros de ayuda en Polonia para ofrecer su apoyo y dar soluciones. Foto/Héctor Muniente.

Otro de los lugares visitados por el equipo de Tzu Chi fue el Hospital San Camillus de Tarnowskie Góry, ubicado a las afueras de Cracovia. Allí, los representantes de TIMA se reunieron con los médicos del centro de salud y juntos encontraron la mejor manera de colaborar y atender a todos los ucranianos que llegaron.

El equipo también visitó uno de los 26 Centros de Puntos Azules de UNICEF en Cracovia, un centro de apoyo para niños y familiares creado especialmente para los desplazados de Ucrania.

Tzu Chi viaja a Moldavia y Rumania

El 23 de mayo un equipo de voluntarios de Tzu Chi también visitó Moldavia y Rumania, países que al igual que Polonia, han acogido a los ucranianos. En Moldavia, el equipo de Tzu Chi se reunió con representantes de IsraAID, quienes han brindado ayuda especialmente a mujeres y niños que han huido de Ucrania. La mayoría de los infantes sufren estrés postraumático por lo que es esencial ofrecerles ayuda psicológica.

Muchos niños dibujan escenas con sangre y es algo que realmente debemos de abordar. Los niños ucranianos necesitan a alguien que los cuide, los escuche y los apoye durante este proceso

Daniele Pedretti
Director de Programas de IsraAID en Moldavia

Durante más de 56 años, Tzu Chi ha estado al lado de las personas más vulnerables víctimas de desastres naturales o de conflictos. La organización opera gracias al esfuerzo y trabajo de sus voluntarios—quienes pagan todos sus costos de sus propios bolsillos—y así viajan a los lugares donde se necesita ayuda, como es el caso de los voluntarios que ayudan en Polonia y Ucrania a quienes les agradecemos toda la ayuda brindada y el esfuerzo puesto en este operativo.

La guerra entre Rusia y Ucrania es un conflicto que continúa y que cada día aumenta el número de víctimas que pagan las consecuencias de otros. Tzu Chi hará lo posible por seguir colaborando con todos aquellos grupos vulnerables que necesitan ayuda física y espiritual.

COMPARTIR

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

#15 Edición | Agosto 2022
#14 Edición | Mayo 2022
#13 Edición | Marzo 2022
#12 Edición | Octubre 2021
#11 Edición | Abril 2021
#10 Edición | Octubre 2020
X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁