Unidos para Brindar Ayuda a los Ucranianos

Debra Boudreaux, Directora Ejecutiva de Tzu Chi USA, acompañada por voluntarios de organizaciones aliadas. Foto/Hector Muniente.

 Escrito por María Pacheco Valles

Publicación #15

COMPARTIR

La guerra iniciada por Rusia contra Ucrania ha movilizado a un gran número de ONG y otras organizaciones internacionales con el objetivo de aliviar el dolor que vive el pueblo ucraniano. En abril la Fundación Budista Tzu Chi empezó a trabajar con UNICEF, luego las alianzas con otras organizaciones se fueron concretando como con la Cruz Roja, Fundación Camillian Disaster Service International (CADIS), Fundación Polish Women Can, IsraAID, Airlink, La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA, por sus siglas en inglés) y World Hope International.

Al igual que UNICEF, Tzu Chi considera prioritario velar por la seguridad, salud y protección de los niños. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés), estima que 1,5 millones de niños han huido de Ucrania, convirtiéndose en un grupo extremadamente vulnerable. Es por esto que el 22 de abril Tzu Chi firmó un Memorándum de Entendimiento con UNICEF, como parte de esta alianza, Tzu Chi donará 10 millones de dólares que se destinarán a los programas que UNICEF ha desarrollado para brindar ayuda a los niños que sufren las consecuencias de esta guerra. Por su parte Po Wen Yen, Director Ejecutivo de la Fundación Caritativa Tzu Chi, reiteró el compromiso de la fundación con UNICEF, “la Fundación Budista Tzu Chi se enorgullece de apoyar a UNICEF para brindar los servicios necesarios a los niños y familias más vulnerables desplazados por la crisis de Ucrania”.

La guerra en Ucrania es una crisis infantil. Cada día son más los niños que huyen de sus hogares, dejando atrás todo lo que conocen en una búsqueda desesperada de seguridad. A medida que la situación humanitaria continúa deteriorándose, el apoyo de la Fundación Budista Tzu Chi nos permitirá llegar a más niños y familias que necesitan nuestra ayuda

Carla Haddad Mardini
Directora de la División de Asociaciones y Recaudación de Fondos Privados
UNICEF

También durante el mes de abril, Tzu Chi se reunió con integrantes de la Cruz Roja Polaca y de la  Fundación Polish Women Can. Con esta colaboración, la Cruz Roja puede asistir a un mayor número de personas que se encuentran refugiadas en Polonia. De la misma manera, el acuerdo firmado con la Fundación Polish Women Can busca ayudar a los niños que han huido de Ucrania brindándoles un lugar seguro donde permanecer junto a sus madres. 

El equipo internacional de Tzu Chi en Polonia se reúne con representantes de la Cruz Roja Polaca para discutir la colaboración. Foto/Equipo de Tzu Chi.

Podremos realizar un proyecto fantástico para ayudar a aquellos que vinieron a nosotros desde Ucrania. La primera parte será ayuda pediátrica y ginecológica. La segunda parte será ayuda psicológica, así como apoyo para aprender un idioma extranjero y actividades para los niños y sus mamás. Gracias a esto, las mujeres y los niños de Ucrania podrán sentirse seguros y recuperar el control de sus vidas

Joanna Srebnicka
Especialista de la Fundación Polish Women Can

Otra de las organizaciones no gubernamentales con las que Tzu Chi estableció contacto fue con la Fundación Camillian Disaster Service International (CADIS), esta organización internacional se encarga de ayudar a personas sin hogar en el país europeo, sin embargo cuando los ucranianos empezaron a llegar a Polonia pusieron todo su esfuerzo en hacerles su llegada un poco más fácil y empezaron a preparar comidas para entregarlas en la Estación Central de Varsovia. Los voluntarios de esta organización entregan diariamente en promedio 10 mil comidas. “Trabajamos las 24 horas del día, los 7 días de la semana y, de hecho, sólo un pequeño grupo de personas lo hace. Nos gustaría tener los medios para emplear a más personas que nos ayuden”, comentó Adriana Porowska, presidenta de CADIS.

La firma del Memorándum de Entendimiento entre Tzu Chi y la Fundación Camillian Disaster Service International (CADIS). Foto/Equipo de Tzu Chi.

El 30 de abril, Tzu Chi firmó un Memorándum de Entendimiento con CADIS, donde se acordó donar artículos de primera necesidad, servicios médicos, alojamiento temporal y asesoramiento psicológico con el objetivo de ayudar a más de 40.000 personas durante un periodo de aproximadamente 5 meses.

La misericordia de Buda y el amor de Dios existen para salvar a las personas que sufren ya que nuestros valores fundamentales son los mismos. La guerra ruso-ucraniana es una catástrofe sin precedentes provocada por el hombre. Las personas más inocentes son las que sufren. Debemos enfrentar y cooperar por el bien de los ucranianos que están pasando por dificultades. La nuestra es una gran responsabilidad, así como una misión, y queremos ofrecer respeto y asistencia a los refugiados ucranianos con gratitud y amor

Padre José Ignacio Santaolalla
Presidente de CADIS

La Ayuda de Tzu Chi cruza las fronteras de Polonia

La ayuda de Tzu Chi para los refugiados ucranianos no solo se realizó en Polonia, sino también en Rumania y Moldavia donde encontraron más historias devastadoras de inocentes que han huido de la guerra. Allí, también conocieron el trabajo de IsraAID, una fundación que se dedica a apoyar a las personas afectadas por crisis humanitarias asociándose con comunidades locales en todo el mundo para brindar ayuda urgente, acelerar la recuperación y reducir el riesgo de futuros desastres.

Yotam Polizer (izquierda inferior), Po Wen Yen (al centro), Debra Boudreaux, (derecha superior) y otros representantes de ambas organizaciones. Foto/Equipo de Tzu Chi.

El 17 de mayo en Varsovia, Tzu Chi acordó unirse a los esfuerzos de IsraAID durante dos años para ayudar a los ucranianos a empezar una nueva vida en Rumania y Moldavia, comprometiéndose así a proporcionar asistencia a largo plazo a estas familias. La asistencia ofrecerá apoyo psicológico y clases de adquisición de idiomas para que puedan integrarse fácilmente en sus países de acogida. “Esta es una asociación estratégica clave junto con Tzu Chi, la comunidad moldava local, la comunidad local en Rumania y, por supuesto, nuestros socios ucranianos, podremos alcanzar un impacto duradero y mejorar la vida de las personas”, comentó Yotam Polizer, Director General de IsraAID. 

Llegamos a comprender que esta crisis tendrá impactos duraderos en el bienestar de los niños, y con nuestro compromiso compartido… IsraAID y Tzu Chi apoyarán a los afectados por la crisis a través de un enfoque holístico e integrador

Po Wen Yen
Director Ejecutivo
Fundación Budista Benéfica Tzu Chi en Taiwán

Mientras tanto durante el mes de junio, Tzu Chi acordó alianzas significativas con Airlink, la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA), Project HOPE y World Hope International, estas organizaciones firmaron un Memorándum de Entendimiento con la Fundación Caritativa Tzu chi donde se comprometieron en ofrecer atención y equipo médico necesario para atender a los heridos en Ucrania y Moldavia por un periodo de tres meses.

Airlink, una de las ONG participantes en este acuerdo trabaja con la distribución aérea de implementos médicos, así como con el transporte de trabajadores de la salud durante desastres naturales o guerras.

La ceremonia oficial se llevó a cabo virtualmente y contó con la presencia del Presidente y Director Ejecutivo de Airlink, Steven J. Smith, el Vicepresidente de Programas de ADRA, Imad Madanat, el Vicepresidente Ejecutivo de Project HOPE, Chris Skopec, y el Presidente y Director Ejecutivo de World Hope International, John Lyon, Esq. También estuvieron Po-Wen Yen, Director Ejecutivo de la Fundación Benéfica Tzu Chi, Debra Boudreaux, Directora Ejecutiva de Tzu Chi USA, y Branda Huang, Especialista en Proyectos de Tzu Chi, para facilitar el transporte de estos suministros esenciales.

Esta asociación servirá para distribuir medicamentos y suministros médicos que se necesitan con urgencia a los centros de salud en Ucrania y Moldavia. Esto garantizará que las personas atrapadas o desplazadas por el conflicto tengan acceso a atención médica. Este proyecto salvará y mejorará vidas

Steven J. Smith
Presidente y Director Ejecutivo de Airlink
Tzu Chi y cuatro organizaciones internacionales se unen para brindar atención médica crítica a las personas que han huido de la violencia en Ucrania. Foto/Equipo de Tzu Chi.

Otra de las organizaciones participantes en este acuerdo es la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA), perteneciente a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, esta fundación brinda ayuda y asistencia para el desarrollo a personas en más de 118 países y cuenta con sucursales en Ucrania.

Por su parte, World Hope International, está trabajando con sus socios para proveer las necesidades básicas de agua potable, alimentos y seguridad a las personas afectadas por este conflicto.

A principios de marzo, pudimos desplegar rápidamente alrededor de $12 millones en suministros médicos en Moldavia en asociación con Airlink y sus socios de aerolíneas para obtener suministros en tierra. Y, como resultado de este consorcio, estoy muy agradecido de que podamos continuar haciendo este trabajo en Moldavia.

John Lyon
Presidente y Director Ejecutivo World Hope International

Junto a los esfuerzos de socorro se unió Project Hope, que trabaja en la primera línea de los desafíos de salud del mundo, asociándose mano a mano con las comunidades, los trabajadores de la salud y los sistemas de salud pública para garantizar un cambio sostenible.

Es difícil subestimar la escala de esta crisis, pero no solo la escala, sino la velocidad con la que se desarrolló. Eso supuso una tremenda carga para el sistema de salud ucraniano, en primer lugar, y para la comunidad humanitaria que trabaja para apoyarlos. En los primeros días, las necesidades en cuanto a insumos médicos, farmacológicos, eran interminables.

Chris Skopec
Vicepresidente Ejecutivo Project Hope

Decididos a ayudar al mayor número de personas, Tzu Chi también colaboró con la Fundación Future for Children, una organización que se encarga de ayudar a 63 familias ucranianas que se refugian en el Centro Vacacional Łańsk en el condado de Olsztyn, Polonia. El 20 de mayo, los voluntarios de Tzu Chi se enteraron de que las personas aquí en este refugio no tenían transporte para buscar alimentos. Inmediatamente la fundación budista empezó con los trámites necesarios para donarles un vehículo, y el 15 de junio lograron comprar una camioneta de segunda mano en perfecto estado que servirá para cubrir las necesidades de este refugio.

Vale la pena destacar que las alianzas entre la fundación budista y otras organizaciones no gubernamentales han sido parte fundamental en la ejecución del operativo para apoyar a los refugiados ucranianos, quienes seguirán necesitando ayuda en los próximos meses, puesto que mientras el conflicto entre ambos países continúe, el número de personas que huyen de Ucrania aumentará y para poder seguir respondiendo a los problemas que genera este conflicto es necesario trabajar junto a fundaciones que buscan el mismo objetivo, ayudar a todas aquellas personas que deben huir de su país para sobrevivir.

Hagamos lo que hagamos, es solo el comienzo para compartir nuestra compasión. Para empoderar a los locales a reconstruir su patria se necesita una asociación a largo plazo

Debra Boudreaux
Directora Ejecutiva de Tzu Chi USA

COMPARTIR

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

#16 Edición | Noviembre 2022
#15 Edición | Agosto 2022
#14 Edición | Mayo 2022
#13 Edición | Marzo 2022
#12 Edición | Octubre 2021
#11 Edición | Abril 2021
X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁