Alivio ante desastres: Una red de socorro para los que caen en sufrimiento

Los voluntarios de Tzu Chi entregan mantas ecológicas y suministros importantes a los sobrevivientes de inundaciones repentinas en Kentucky el 6 de agosto de 2022. Foto/Yingli Yang

Escrito por JuanMa Bonilla | Editado por M. Carolina Saheli

Publicación #16

COMPARTIR

Los desastres naturales, el cambio climático y Tzu Chi

Desde los años 70, las consecuencias del calentamiento global han ido afectando la frecuencia y potencia de los desastres naturales. Cada año, el cambio climático se hace más evidente manifestándose en fenómenos naturales catastróficos como los huracanes, las inundaciones y los incendios por sequía que cada vez son más peligrosos. Es en estos tiempos de emergencia que ayudarse mutuamente es importante. 

Como organización humanitaria internacional, la Fundación Budista Tzu Chi ayuda a personas afectadas por estos desastres naturales. Con la misión de proteger el medio ambiente, Tzu Chi también trata de educar a las personas para que desarrollen una conciencia ambiental y mantengan una dieta saludable y sostenible basada en plantas.

Casas y edificios quedaron destruidos después de inundaciones repentinas en Kentucky causadas por fuertes lluvias el 28 de julio del 2022. Foto/Voluntarios de Tzu Chi

Cuando estos desastres son inevitables, los voluntarios de Tzu Chi se desplazan rápidamente. Este año se han realizado varias distribuciones de emergencia para sobrevivientes de inundaciones e incendios forestales que han perdido todo. En estas distribuciones se entregan alimentos, ropa, refugio, suministros médicos, ayuda financiera inmediata y apoyo emocional. Adicionalmente, los voluntarios monitorean la zona por largo tiempo para ayudar a reconstruir, estableciendo escuelas, agua potable, clínicas médicas gratuitas y mucho más. Donde hay sufrimiento, Tzu Chi brilla como una luz de esperanza, como una mano amiga dispuesta a extenderse para levantar a los que más lo necesitan. Así es como Tzu Chi cumple su misión de alivio internacional.

Recuperando la esperanza arrastrada por el agua en Kentucky

El 6 de agosto de 2022, siete voluntarios de la Región del Medio Oeste de Tzu Chi Chicago realizaron un viaje de dos días hacia Kentucky para evaluar los daños y socorrer a los sobrevivientes luego de que fuertes lluvias combinadas con una sequía impidió que el suelo absorbiera el agua provocando grandes inundaciones el 28 de julio del presente año. El desastre dejó alrededor de 40 muertos, más de 100 puentes dañados o destruidos completamente y alrededor de 12.000 personas se quedaron sin energía por varios días.

Nos llegó una alerta de inundación alrededor de las 5:00 a.m., los celulares sonaron, pero estaba dormida. Recibí otra alerta a las 7:00 a.m., pero la lluvia era tan fuerte y la inundación llegó tan rápido que se tomó toda la casa rápidamente. El agua casi alcanza el segundo piso de la casa

Kuo Cheng, un voluntario de Tzu Chi queda conmocionado al ver cómo una casa completa casi fue arrastrada hacia el río. Foto/Voluntarios de Tzu Chi

Cuando los voluntarios de Tzu Chi llegaron a su destino, se juntaron con otro grupo de voluntarios locales de la Cruz Roja liderados por Zachary Stokes quien había trabajado con la fundación en el 2021 durante los tornados que afectaron al oeste de Kentucky y dijo, “Fue una muy buena experiencia, siempre apreciamos tener un socio que ayude a Kentucky y a la comunidad”. El equipo de Stokes y los voluntarios de Tzu Chi se desplazaron en varias áreas afectadas con el fin de llevar socorro a las personas que más lo necesitaban. 

Según los voluntarios, este es un trabajo de largo plazo debido a la magnitud de los daños. Pero a pesar de las dificultades, Tzu Chi aprovecha para llevar ayuda a la personas entregando mantas ecológicas y ayudando a limpiar. Es evidente que la pérdida de los sobrevivientes va más allá de cosas materiales, sin embargo, los voluntarios esperan que poco a poco todos puedan retomar sus vidas pronto. Luego de la evaluación de la destrucción, los voluntarios planificaron 2 días de distribución de ayuda del 3 al 4 de septiembre de 2022, la cantidad de hogares beneficiados fue de 255, la cantidad de beneficiarios fue de 683 y el monto total de ayuda fue de $165,800.

Llevando el amor a la superficie en St. Louis

Las lluvias torrenciales de finales de julio de 2022 arrojaron 220 mm de agua en poco tiempo provocando inundaciones en St. Louis, Missouri. Este fenómeno poco común en la zona impulsado por una brecha en la orilla del río causó daños a muchas carreteras, matando a una persona y dañando muchas casas en la comunidad. Los voluntarios de Tzu Chi en St. Louis reaccionaron rápidamente y acudieron a las zonas afectadas para atender a las familias de sobrevivientes llevando a cabo una distribución del 27 al 28 de agosto del mismo año, donde se proporcionaron tarjetas prepagadas, mantas y otros suministros.

Los voluntarios de Tzu Chi distribuyeron tarjetas prepagadas y mantas a los residentes afectados por las inundaciones. Foto/Yue Ma

El acontecimiento fue tal que las personas aún recuerdan con detalle todo lo ocurrido. Como de costumbre, los voluntarios de Tzu Chi, no solo brindaron ayuda tangible, sino que también escucharon a los sobrevivientes y les dieron un hombro en donde apoyarse. Los sobrevivientes comentan sobre la inundación y cuentan como el agua entró a sus hogares, devastó sus vehículos y se llevó todo lo que tenían. Sin embargo, la ayuda que Tzu Chi les brinda en la distribución levanta sus ánimos y trae un respiro de aire fresco al ambiente.

La fuerte lluvia provocó el desastre, todos se vieron muy afectados. Para las personas que lo han perdido todo, la ayuda de Tzu Chi les da esperanza de que van a poder seguir adelante y que todo puede volver a la normalidad

Susie Lorthridge
Oficial de policía

Encontrando el amor entre las cenizas en Mariposa

Desde el otro lado del espectro de desastres, los incendios forestales no dejan de repartir destrucción y sufrimiento a su paso. Similar a las inundaciones repentinas, estos incendios consumen todo. El 22 de julio del 2022 marca un momento contundente en la vida de los habitantes del histórico condado de Mariposa en California, cuando vieron como 7.689 hectáreas de bosque ardieron obligando a 6.000 residentes a evacuar.

El incendio, conocido como Oak Fire, consumió 193 estructuras (incluyendo casas, edificios comerciales y residenciales) y obligó a un tercio de la población del condado de Mariposa a buscar refugio. Se realizaron 2 distribuciones de emergencia debido a la magnitud del desastre. El domingo 14 de agosto de 2022 se ayudó a 31 residentes con $7.800 en tarjetas prepagadas. Luego, el 20 de agosto, ocho voluntarios de Tzu Chi ayudaron a 22 familias y distribuyeron un total de $11.500 en tarjetas prepagadas, beneficiando a 56 residentes más.

Jenny es una madre soltera que ha sufrido por la falta de un hogar permanente para ella y su hija. Foto/Kelly Liu

Dale, es un artista que eligió vivir cerca del Parque Nacional Yosemite, ubicado a unos 50 kilómetros del condado de Mariposa, porque le gustaba ir de excursión con sus amigos a este parque. El repentino incendio destruyó su casa y su trabajo artístico. Cuando Dale recibió un mensaje de Tzu Chi, una organización benéfica que le ofrecía tarjetas prepagadas, quedó asombrado por el amor desinteresado de los voluntarios de la Fundación al brindar auxilio a los necesitados. En particular, le conmovió la historia de las alcancías de bambú.

Estoy feliz de ahorrar dinero para ayudar a otros y estoy dispuesto a compartir la historia de las alcancías de bambú con mis vecinos

Dale
Beneficiario

Al ver que el incendio se dirigía a su casa, Carol Lewis tuvo que evacuar rápidamente y solo pudo llevarse a su mascota y una maleta. Cuando el incendió cesó, ella regresó a su casa para encontrar que todo se había quemado por completo, sus pertenencias y recuerdos se convirtieron en cenizas. Carol llegó al segundo día de distribución el 20 de agosto de 2022 con la esperanza de recibir ayuda después de haber perdido todo. Ella se sorprendió mucho al ver la calidez y amor de los voluntarios y se alegró mucho al recibir la tarjeta prepagada.

He aprendido mucho durante este momento difícil y emocional. He aprendido a estar agradecida y he entendido que lo que se ha perdido no se puede recuperar y no hay nada que pueda hacer al respecto. Pero, al estar rodeada de tanta gente que está dispuesta a dar su amor y compasión me conmueve mucho

Carol Lewis
Beneficiaria

Al igual que muchos sobrevivientes, Gerda Reuther llegó a las 9:15 a.m. buscando ayuda porque los beneficiarios que fueron a la primera distribución mencionaron que la Fundación Budista Tzu Chi iba a regresar a contribuir nuevamente. La casa de Gerda, quien vive con su madre de 85 años, fue afectada por el incendio. Esto les causa bastante dificultad ya que la madre de Gerda se encuentra postrada en cama. Los voluntarios de Tzu Chi comprendieron su situación y le entregaron las tarjetas de débito prepagadas para ayudarle.

Del fuego a la iniciativa por el incendio Mckinney

Los voluntarios de Tzu Chi investigaron la zona del desastre después del incendio de McKinney. Foto / Changming Rong

El Bosque Nacional Klamath en la frontera de Oregón, en el norte de California, experimentó el horrendo incendio McKinney el 29 de julio. El incendio destruyó 60.138 acres de tierra, causando daños a 185 edificios y 11 viviendas. La mayoría de los edificios destruidos se encuentran en el río Klamath. Los voluntarios de Tzu Chi se apresuraron para invitar a los sobrevivientes a inscribirse en una lista y poder recibir ayuda en una distribución.

Varios días después del registro, Suzanne Morrison, una voluntaria, recibió una llamada de Sharon Geers, una sobreviviente de 85 años, que le dijo: “Mi vecino está a punto de perderlo todo. Se quemó todo el ganado que crió y todavía no ha recibido ninguna ayuda. ¿Podría transferir mi oportunidad de recibir una tarjeta de efectivo?” Suzanne le informó con cariño que notificara a su vecino para que presentara la solicitud, de modo que Tzu Chi pueda distribuir las tarjetas prepagadas a ambos hogares.

Ustedes son tan sinceros. La forma en que nos han ayudado es inimaginable…

Sharon Geers
Sobreviviente del incendio de McKinney

Los voluntarios de la región noroeste de Tzu Chi distribuyeron un estimado de 33 tarjetas prepagadas, por un total de $21.000, 23 alcancías de bambú y cuatro mantas ecológicas, el 29 de agosto, beneficiando a un total de 57 sobrevivientes.

La unidad hace la fuerza, un trabajo que nunca termina

La ayuda en caso de desastres de Tzu Chi es una labor constante que nunca termina. Cada vez que un fenómeno natural choca con nuestras ciudades, se genera un desastre. El 28 de septiembre de 2022, Florida fue sobrellevado por uno de los huracanes más fuertes y destructivos en tocar tierra en los últimos años. El huracán Ian de categoría 4, tocó las costas al suroeste de Florida causando inundaciones y destrucción en varias ciudades como Naples y Everglades. Los voluntarios de Tzu Chi respondieron rápidamente y fueron a evaluar los daños y las necesidades de los sobrevivientes en las costas del suroeste de Florida  para poder empezar a llevar la ayuda de emergencia a los afectados.

Para Tzu Chi, la intención de ayudar siempre debe venir del corazón para que esta se manifieste con amor y se alivie un poco el sufrimiento de los demás. Una de las herramientas más poderosas, y que se encuentra arraigada a las raíces de Tzu Chi, es la alcancía de bambú. La dinámica de las alcancías de bambú, creada por la Venerable Maestra Cheng Yen, consiste en poner un poco de dinero cada día con el objetivo de dar desde el corazón un poco de lo que tenemos y así poder ayudar a los menos privilegiados. Puede parecer insignificante, pero si muchos lo hacen se convierte en una donación poderosa. Es así como en cada distribución de emergencia a causa de algún desastre, la alcancía de bambú acompaña a los voluntarios y sobrevivientes como un símbolo de amor hacia otros. Los beneficiarios aprenden la historia y se llevan a casa una alcancía vacía en la que podrán seguir el ciclo de dar un poquito cada día sin importar la cantidad.  Así como la historia de las alcancías de bambú, si todos nos unimos con buena fe es posible crear una red de ayuda tan fuerte que atrape a las personas que caen en sufrimiento. 

Voluntarios de Tzu Chi entregan suministros de ayuda y alcancías de bambú a los afectados por el huracán Ian en la distribución realizada el 15 de octubre de 2022. Foto/Qihua Luo

Antes de salir de la casa, se hace un compromiso en ayudar a otras personas. Al ahorrar cincuenta centavos diariamente, adoptamos un corazón ahorrativo y amoroso. Cuando estos sentimientos se depositan en la alcancía de bambú, el efecto es inmenso

Maestra del Dharma Cheng Yen

COMPARTIR

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

#16 Edición | Noviembre 2022
#15 Edición | Agosto 2022
#14 Edición | Mayo 2022
#13 Edición | Marzo 2022
#12 Edición | Octubre 2021
#11 Edición | Abril 2021
X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁