El noreste de Estados Unidos se ve impactado por las fuertes sequías

Escrito por José Beltrán Contreras

Publicación #16

COMPARTIR

Riego en la agricultura. Foto/Pixabay

El cambio climático es la mayor amenaza para la humanidad porque pone en completo riesgo la vida, ya que trastoca los ecosistemas afectando los cultivos, la disponibilidad de agua, facilitando la propagación de incendios, y exacerbando las condiciones de pobreza y vulnerabilidad de las comunidades alrededor del mundo.

Consciente de su misión de ayudar a los demás en casos de emergencia, y tomando el ejemplo de su fundadora, la Venerable Maestra Cheng Yen, la Fundación Budista Tzu Chi implementa programas individuales y comunitarios en todo el mundo para combatir el cambio climático y, al mismo tiempo ayuda a las personas afectadas por desastres naturales que se encuentran en condiciones socioeconómicas extremas.

Desertificación del suelo. Foto/Pixabay

Sequías

El cambio climático tiene graves repercusiones en la biodiversidad debido al aumento de las temperaturas que cada vez es más severo y a los demás patrones ambientales cambiantes que se manifiestan, entre otras formas, en sequías extremas en regiones no afectadas previamente.

El noreste de los Estados Unidos es un ejemplo perfecto de una región afectada por las sequías de forma anormal. Según un informe del Sistema Nacional Integrado de Información sobre Sequías (NIDIS, por sus siglas en inglés), en los últimos meses la región noreste sufrió el impacto como consecuencia de la degradación de tierras, con el 16.54% del territorio en nivel de sequía moderada; el 12.98% en sequía severa; y el 4.45% en sequía extrema.

En Rhode Island, todas las regiones del estado tuvieron en julio pasado una precipitación por debajo del 65% de los niveles habituales. El 9 de agosto del 2022, el gobierno de Rhode Island emitió un aviso de sequía en todo el estado por las condiciones de desertificación que se presentaban.

El aviso de sequía se emitió después de que las aguas subterráneas exhibieran dos meses de niveles por debajo de lo normal y las tasas de flujo exhibiendo lo mismo durante tres meses consecutivos.

En los condados de New London y Windham en Connecticut, un estado conocido por su importante sector agrícola y en donde hay más de 5.000 granjas, el gobierno emitió una alerta de sequía de nivel 3, clasificada como severa y generalizada con pérdidas significativas de cultivos y pastizales. Para el 26 de agosto, el gobernador Ned Lamont anunció que el secretario de Agricultura de los EE. UU., Thomas J. Vilsack, designó a ambos condados como áreas primarias de desastres naturales debido a la reciente sequía. Con esta designación, los operadores agrícolas pueden ser beneficiarios de asistencia de la Agencia de Servicios Agrícolas (FSA, por sus siglas en inglés). Esta ayuda incluye préstamos de emergencia de la FSA en los siguientes ocho meses.

Cultivos de maíz sufren los estragos de las sequías. Foto/Pixabay

“Los productores agrícolas de Connecticut continúan enfrentando patrones climáticos impredecibles, desde inundaciones hasta sequías”, apuntó el comisionado de Agricultura de Connecticut, Bryan P. Hurlburt, en un comunicado de prensa.

En tanto, la Oficina Ejecutiva de Energía y Asuntos Ambientales del estado de Massachusetts (EOEEA, por sus siglas en inglés) registró un nivel 3 de sequía crítica en las regiones Del Valle, Noreste, Central y Cape Cod, mientras que catalogó en nivel 2 de sequía significativa las regiones Occidental e Insular.

En Massachusetts, las regiones mencionadas experimentaban un déficit de precipitaciones de entre 10 y 15 centímetros desde el inicio de la sequía, y las autoridades advirtieron que aumentaba el riesgo de una mayor propagación y de mayor duración de los incendios porque la capa superior del suelo y la vegetación que cubre el suelo estaban anormalmente secas.

El flujo de la corriente se ve gravemente afectado por lechos de corrientes secas y estanques, temperaturas más altas del agua y un mayor crecimiento de algas. Las condiciones de sequía están afectando nuestras granjas, con pérdidas en la humedad del suelo, una mayor necesidad de riego y signos iniciales de pérdida de cultivos.

Oficina Ejecutiva de Energía y Asuntos Ambientales del estado de Massachusetts

El estado de New Hampshire también enfrenta sequías considerables afectando a 1.077.499 de habitantes, mientras las autoridades advierten a la población sobre la mala calidad del aire y posibles quemaduras si se exponen a los rayos del sol.

En el 48% de New Hampshire, los rendimientos de heno y cereales son más bajos de lo normal, la producción de miel disminuye y los incendios aumentan. Además, el 24% del territorio enfrenta una sequía severa, lo que ha afectado el rendimiento y el tamaño de los cultivos.

En 2022, el condado de Hillsborough registró el treceavo mes de agosto más seco en los últimos 128 años. En el condado de Rockingham, el 100% del territorio está en condiciones de sequía moderada, impactando a 295.223 habitantes.

En el estado de Vermont, las condiciones de sequía afectan a 283.044 habitantes, con el 46% del territorio enfrentando una sequía moderada, lo que hace que aumente la necesidad de regar los campos de cultivo, mientras los rendimientos de los granos se encuentran por debajo del nivel normal.

En Maine, un estado con una importante actividad agrícola con 7.600 granjas, la sequía afecta en esta temporada a 390.081 habitantes. Los condados de Knox, Lincoln y Sagadahoc se ven particularmente afectados en más de la mitad del territorio, con condiciones de sequía que afectan los cultivos.

Además de Estados Unidos, la temporada de sequía ha afectado a varios países latinoamericanos.

Sequía en América Latina

A mediados de agosto, el 26.47% de los municipios de México tenía condiciones de sequía, mientras el 38% de los municipios presentaba características anormales de sequedad, según el monitoreo que realiza la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En el estado de Coahuila, una entidad del noroeste de México que tiene una fuerte industria agroalimentaria, el 49.3% del territorio estaba afectado por la sequía severa; el 37.3% por la sequía extrema; y el 1.6% del terreno presentaba una sequía excepcional.

Al sur del continente americano también se viven los efectos devastadores de las sequías, cuyas condiciones provocaron una disminución del -2.6% en la cosecha de cereales entre 2020 y 2021.

En el 49% de las comunas de Chile rigen decretos de escasez hídrica, según información del gobierno chileno. Desde 2010, Chile ha enfrentado una sequía que se ha extendido principalmente entre las regiones de Coquimbo y La Araucanía. La “megasequía” de Chile Central es la más larga en al menos 1.000 años, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En la cuenca del Paraná-La Plata se vive la peor sequía desde 1944, afectando al centro-sur de Brasil y algunas áreas de Paraguay y Bolivia. Estas difíciles condiciones redujeron la producción de cultivos, incluida la soja y el maíz.

El heno sirve de alimento para los animales y su precio ha incrementado. Foto/Pixabay

Amenaza mundial

Las sequías en el mundo han tenido efectos devastadores para la población, con más de 2.300 millones de personas en situación de estrés hídrico en este 2022. De esta cifra, cerca de 160 millones de niños están expuestos a sequías graves y prolongadas, de acuerdo con información de la ONU.

Las sequías trastocan a las sociedades enteras y representan una amenaza para la vida. Aunque representan el 15% de las catástrofes naturales, entre 1970 y 2019 causaron 650.000 muertes, además de pérdidas económicas valuadas en 124.000 millones de dólares, entre 1998 y 2017.

Aún estamos a tiempo para paliar los efectos de las sequías y para evitar que afecten a más de las tres cuartas partes de la población mundial para el año 2050, como estima la ONU.

Semana del clima

En Nueva York se celebró la semana del clima del 19 al 25 de septiembre de 2022, en la que organizaciones, fundaciones, empresas y comunidades aportaron sus ideas para hacer frente al cambio climático.

En el marco de esta semana, se promovió el impacto positivo que una dieta ética y sostenible puede tener en nuestras vidas y en el planeta.

Como parte de sus labores, Tzu Chi promueve la soberanía alimentaria y la transformación de los sistemas alimentarios, de manera equitativa y sostenible, para que generen resiliencia climática y de esta manera crear un futuro mejor para todos.

Tzu Chi implementa acciones individuales y comunitarias para que aportemos en la lucha contra el cambio climático. También implementa ayuda humanitaria en todo el mundo para los sobrevivientes de incendios, huracanes, inundanciones y sequías, mediante la entrega de apoyos económicos, comida, dinero, ropa y brinda ayuda emocional y espiritual. Como recientemente dijo la Venerable Maestra Cheng Yen: “En cualquier lugar, cada vez que ocurre un desastre, los voluntarios de Tzu Chi saldrán a las calle y callejones, alertando a todos sobre los desastres y guiando a estos Bodhisattvas para crear bendiciones para el mundo”.

La contribución de todos nosotros es indispensable para que la Fundación continúe ayudando a los más vulnerables afectados por el drástico cambio climático.

COMPARTIR

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

#16 Edición | Noviembre 2022
#15 Edición | Agosto 2022
#14 Edición | Mayo 2022
#13 Edición | Marzo 2022
#12 Edición | Octubre 2021
#11 Edición | Abril 2021
X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁