COMPARTIR

La ayuda en Tijuana continúa proliferando raíces de esperanza en la comunidad

Voluntarios de Tzu Chi comparten la sabiduría de los Aforismos Jing Si con los asistentes que participan en las actividades del centro médico de Tijuana. Foto/Jingyi Li

Escrito por: JuanMa Bonilla | Editado por: M. Carolina Saheli y Gabriela Guandique

Publicación #18

COMPARTIR

Cuando el amor es más grande que la distancia

Como una de sus misiones principales, Tzu Chi busca constantemente llevar compasión a los necesitados alrededor del mundo. Por esta razón, los voluntarios viajan grandes distancias para ayudar a otros con el corazón en alto. Un ejemplo de esta compasión es la perseverancia de los voluntarios que ha generado frutos en Tijuana, México, una ciudad llena de personas de escasos recursos y de gran necesidad. Esos frutos han culminado en la creación de un centro médico de Tzu Chi donde los voluntarios ayudan a la comunidad con sus necesidades médicas.

El centro médico de Tzu Chi Tijuana ha brindado ayuda permanente durante 14 años. Recientemente, en el 2022, los voluntarios de Tzu Chi que lideran los esfuerzos en Tijuana, el Dr. Joe Wang y Ah Mui Manguy, formaron parte de varias actividades de ayuda, incluyendo un entrenamiento en el que se preparó a 20 personas para formar parte del equipo local de voluntarios. Cada semana, Joe Wang y otros voluntarios de Tzu Chi de San Diego manejan una larga distancia para llegar a Tijuana y proveer asistencia. Gracias a este esfuerzo, Tzu Chi ahora cuenta con un centro médico y una escuela primaria donde los niños son educados y tienen la oportunidad de sobresalir.

Una celebración de ayuda a largo plazo

El 2 de diciembre de 2022, Tzu Chi recibió a 300 personas en el centro médico para celebrar su 14º año en Tijuana, y aprovechando la época navideña, Tzu Chi organizó una distribución de juguetes para los niños de las familias que llegaron ese día. Jiang Xiang Hsu, un voluntario de Tzu Chi que se educó en México, compartió la historia de las alcancías de bambú con los invitados para que conocieran el origen de la misión de Tzu Chi.

Me encanta la obra de caridad de servir a los pobres. Soy consciente de que necesitan mucha ayuda con su salud y rezo por ellos. Sentí que Dios me estaba llamando para enseñarles cómo cultivar sus propios alimentos, para enseñarles a comer mejor, a comer vegetariano.

La celebración estuvo llena de sorpresas y puestos educativos para que todos obtuvieran un beneficio adicional por haber participado. Se asignaron espacios para hablar sobre el vegetarianismo, educar sobre la higiene dental, y también se contó con un espacio donde se hizo conciencia sobre la diabetes y el azúcar en la sangre.

Por otro lado, 50 estudiantes que llegaron con la directora de la Escuela Primaria, interpretaron el himno de la Virgen María. Esta actividad fue dirigida por la Hermana Esperanza. Los niños y niñas de la escuela primaria demostraron gran talento y llenaron los corazones de los participantes con música y esperanza. Ver estas actividades muestra la capacidad que tienen los estudiantes gracias a la educación que reciben en la escuela de Tzu Chi.

Estudiantes de la escuela de Tzu Chi Tijuana interpretan una canción para los invitados. Foto/Jingyi Li

Además, se realizó una distribución de suministros a las familias necesitadas que se llenaron de alegría por recibir tanto apoyo durante estas festividades. Charito Ruiz y Ah Mui Manguy, voluntarias de Tzu Chi, se encargaron de entregar alcancías de bambú a los participantes. Gracias al buen corazón de los beneficiarios y a la conexión que sintieron con la misión de Tzu Chi, fue posible entregar 143 alcancías de bambú que servirán para multiplicar el amor de la fundación y llevar ayuda a más personas.

Tzu Chi brinda atención oftalmológica a estudiantes en Tijuana

Las necesidades de las comunidades en Tijuana, México, pueden ser muy vastas y Tzu Chi busca entender cada una de estas necesidades para que las personas de la comunidad mantengan una mejor calidad de vida. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de México, el ingreso mensual promedio en Tijuana en 2020 fue de aproximadamente 12,462 pesos mexicanos (equivalente a unos 620 dólares estadounidenses), por lo que obtener servicios de cuidado de la vista se vuelve más difícil para estas familias en apuros económicos.

La organización Servicios Optométricos Voluntarios para la Humanidad (VOSH/International, por sus siglas en inglés), ha trabajado por la salud visual de personas en comunidades desatendidas alrededor del mundo desde 1970. Frank Mora, director de VOSH en Tijuana, México, y un grupo de médicos comenzaron a viajar a distintas ciudades de México en 1987. Su objetivo era ofrecer clínicas de oftalmología gratuitas para residentes desfavorecidos.

Optometristas usan un afiche para chequear la visión de los estudiantes. Foto/Tzu Chi Tijuana

Las acciones caritativas y la misión de VOSH llamaron la atención de los voluntarios de Tzu Chi ya que junto a esta otra organización se encontraba la posibilidad de brindar ayuda oftalmológica a los estudiantes de la Escuela Primera Tijuana Tzu Chi. Fue por sus objetivos en común que los voluntarios de Tzu Chi contactaron a Frank Mora, que apoyó inmediatamente la solicitud de la fundación. Mora y Meijuan Su, voluntaria de Tzu Chi, se encargaron de afinar los detalles de la iniciativa el 3 de diciembre de 2022. Previo a la clínica gratuita del 23 de diciembre de 2022, 150 niños fueron seleccionados para recibir servicios oftalmológicos para que pudieran estudiar a gusto.

Optometristas usan herramientas profesionales para examinar a los niños. Foto/Tzu Chi Tijuana

Todos los estudiantes seleccionados por la Dra. Marlet necesitan anteojos. Esa selección simplifica la carga de trabajo de nuestros médicos. El tiempo restante adicional incluso permite que los padres de los estudiantes también se hagan un examen de la vista.

Los voluntarios de Tzu Chi y los médicos de VOSH trabajaron duro para examinar a todos los pacientes. Los niños estaban muy emocionados y agradecidos mientras se tomaban el tiempo de elegir sus nuevas gafas. Al final del día, un total de 50 niños y 10 padres de familia pasaron por sus exámenes de la vista y obtuvieron sus gafas, todo de forma gratuita. Este servicio no solo ayuda a que los niños mejoren en la escuela, sino que también les permite tener una nueva “visión” del mundo que los rodea.

Un niño recibe muy feliz sus nuevos lentes. Foto/Tzu Chi Tijuana

Estos anteojos fueron un maravilloso regalo de fin de año para niños y padres de familia. Frank Mora se percató de que el centro de Tzu Chi está ubicado en la zona más pobre de Tijuana, por lo que muchas personas del área necesitan ayuda. Mora espera ayudar a Tzu Chi a completar la construcción de una clínica de optometría en las instalaciones lo antes posible.

Donación para ampliar centro de Tzu Chi Tijuana

Tzu Chi USA y Care Mission USA organizaron una ceremonia especial de donación en el centro de Tzu Chi en Tijuana, México, el 7 de enero de 2023, en la cual Care Mission USA transfirió su propiedad de un nuevo centro de servicios y cocina central a Tzu Chi para su uso. Care Mission USA es una organización sin fines de lucro que se enfoca en dar asistencia médica a niños y adultos de escasos recursos. El esfuerzo en conjunto y el apoyo en equipo es clave para que Tzu Chi pueda llegar a cumplir su misión a gran escala.

Durante la ceremonia se hizo mención honorífica a los voluntarios de Tzu Chi, al Dr. Joe Wang y a Ah Mui Manguy, por su dedicación constante llevando ayuda a la comunidad de Tijuana. El esfuerzo que han hecho por la comunidad ha inspirado a muchos residentes locales a donar terrenos para apoyar los objetivos de Tzu Chi. Gracias a donaciones como la realizada en este evento, y otras anteriores, ha sido posible mantener una ayuda constante para construir el centro de la fundación en Tijuana.

La perseverancia del Dr. Joe Wang asombra a los demás. Foto/Tzu Chi USA

El valor de la vida no se evalúa por el dinero, sino por el amor.

Bowen Yan, director ejecutivo de la Fundación Budista Tzu Chi envió su discurso para que este se leyera durante la ceremonia. En el discurso, Bowen Yan agradece de corazón a Care Mission USA por su donación y por la actividad de caridad durante los años. Él espera que con esta donación, al unir fuerzas, Tzu Chi tendrá la capacidad de aliviar el sufrimiento de las personas empobrecidas y de los enfermos necesitados. Los voluntarios de Tzu Chi trabajarán juntos para crear una sociedad pacífica y satisfecha.

De izquierda a derecha: Judith, voluntaria local, Catherine Lan, directora de Care Mission USA, y Ah Mui Manguy, voluntaria de Tzu Chi. Foto/Tzu Chi USA

El director de Care Mission USA, Bei Song, también asistió y dijo, “el Dr. Joe Wang ha viajado entre Los Ángeles y Tijuana semanalmente durante más de diez años, liderando causas benéficas en ambas ciudades. Desafortunadamente, los viajes del Dr. Joe Wang y de la voluntaria Ah Mui Maguy se han vuelto más difíciles a medida que pasa el tiempo. Los directores de Care Mission acordaron unánimemente donar el centro de servicios y la cocina al centro de Tzu Chi Tijuana, para que la fundación y sus voluntarios puedan continuar con la gran labor que hacen. Así, Tzu Chi puede seguir ofreciendo servicios médicos y caritativos a los residentes desfavorecidos”.

El Dr. Joe Wang expresó su gratitud y mencionó que planea asumir mayores responsabilidades y promete crear un entorno médico completo. El objetivo es transformar los nuevos espacios en el centro médico más completo e integral de la región e implantar las cuatro grandes causas o misiones filantrópicas de Tzu Chi: La caridad, La medicina, La educación y La cultura humanística. Al expandir el centro gracias a estas donaciones, Tzu Chi Tijuana se convertirá sin duda en el más completo de la región.

Regreso a clases gracias a Tzu Chi

Muchas veces la ayuda de los voluntarios de Tzu Chi no se queda solamente en donaciones de suministros. Debido a la ayuda a largo plazo, los voluntarios comienzan a conocer con más profundidad las necesidades menos aparentes de la comunidad. Durante un evento en el centro de Tijuana, un voluntario de Tzu Chi conoció a Vitalina, una abuela de 85 años de edad, que se encontraba en apuros. Ella contó que su hijo había muerto de un ataque al corazón y la madre de sus nietos se fugó dejando a sus cuatro hijos huérfanos. Esto obligó a los niños a dejar el colegio. A causa de esto, los voluntarios de Tzu Chi lanzaron un programa para ayudar a niños huérfanos a retomar sus estudios.

Silas Icam Vásquez sonríe de alegría junto a su abuela Vitalina por haber completado los trámites escolares de reinscripción. Foto/Jing Yi Lee

Los voluntarios de Tzu Chi consideran que el estudio puede ser un factor determinante a la hora de proveer a las familias de escasos recursos con herramientas y oportunidades que les permitan salir adelante y transformar sus vidas. Cindy, una voluntaria de Tzu Chi, tomó las riendas de la iniciativa y obtuvo la ayuda de Francisca, una madre de familia que reconoce que Tzu Chi le ha brindado ayuda en el pasado y que decidió dar su apoyo, “Ya he sido apoyada por esta fundación y los reconocí rápidamente. Así que pregunté, ¿hay algo que pueda hacer?”, afirmó.

El equipo de Tzu Chi Tijuana y yo hemos estado trabajando arduamente para ayudar a estas familias para que estos niños que abandonaron la escuela puedan regresar a sus estudios. Se siente muy lindo ver a los niños regresar a la escuela.

Cindy y Francisca formaron un buen equipo y brindaron apoyo a la familia de Vitalina llenando papeles y yendo a la escuela y a la casa de los niños para obtener e ir entregando la documentación apropiada. Sin embargo, la escuela requiere que los niños que asisten tengan dos guardianes mandatorios, pero por ser huérfanos, los nietos de Vitalina no cumplían con este requisito. Para poder inscribir a los chicos a la escuela, Francisca le pidió a su esposo si quería ser el segundo guardián y él accedió sin pensarlo dos veces.

Francisca, madre de un estudiante de la escuela local, acompaña a la voluntaria de Tzu Chi, Cindy, para ayudarla a realizar los trámites necesarios para volver a inscribir a los niños. Foto/Jing Yi Lee

Finalmente, los chicos iniciaron su inscripción a la escuela con la ayuda de los voluntarios. El nieto menor de Vitalina de 10 años pudo iniciar su re-ingreso, mientras que el nieto de 15 años tuvo que tomar un examen general para que los encargados pudieran vislumbrar su nivel de estudio y así poder integrarlo en el grado correcto. Al finalizar los trámites, solo faltaba conseguir los uniformes ya que en México los debe comprar la familia del estudiante por su cuenta y pueden ser costosos.

Cindy y Jing Yi se tomaron el tiempo de llevar a los chicos personalmente a buscar sus uniformes. Ellos ayudaron a los niños a elegir uniformes respectivos de verano, invierno y de deporte. Los niños sintieron el amor de los voluntarios mientras ellos les ayudaban a probarse las prendas y los cuidaban. Finalmente, Jing Yi se acercó al cajero y pagó por los uniformes de los chicos que se quedaron muy agradecidos.

Jing Yi Lee, voluntaria de Tzu Chi, paga los uniformes de los niños.Foto/Tzu Chi EE. UU.

En cuestión de tres meses, los voluntarios lograron superar los retos que se les presentaron y devolvieron el poder del estudio a niños huérfanos. Tzu Chi se encargará a largo plazo de subsidiar $200 al mes para que estos chicos continúen con sus estudios. Gracias a esto, los estudiantes tendrán las herramientas para sobresalir y ayudar a la comunidad que los rodea.

Inauguración de la sala oftálmica Tzu Chi

El 5 de marzo de 2023 se realizó la inauguración y apertura de una nueva sala de cirugía oftálmica en el centro médico de Tzu Chi Tijuana. Gracias a la donación que hizo Care Mission USA, ahora va a ser posible ofrecer mejores servicios médicos a las personas de la comunidad. Con esta noticia tan contundente, el centro de Tzu Chi se llenó de gente importante como Tsung Han Lu, líder de la División de Asuntos Religiosos de Europa, América y África de Tzu Chi; el ex director ejecutivo de Tzu Chi USA Wei Chung Tsao y Ji Hong Chen; Lu Rong Chen, Ji Jue Ge y Liang Dai Hong del grupo de atención de América Central y del Sur; y el Dr. Joe Wang y Ah Mui Manguy, líderes del centro médico de Tijuana. Ellos y todos los voluntarios de Tzu Chi de distintos lugares llevaron las bendiciones de la Maestra Cheng Yen mientras presenciaban la ceremonia de inauguración de los Quirófanos de Oftalmología del Centro Médico Tzu Chi Tijuana.

La voluntaria Ah Mui Manguy dirige a 23 voluntarios locales para llevar a cabo la ceremonia. Foto/Ying Dan Lai

Este 2023 ha iniciado muy bien para el centro médico ya que la fundación ha ido creciendo exponencialmente. Debido a este crecimiento, las nuevas solicitudes de ayuda y los voluntarios que se han unido han ido generando mucho movimiento en el centro. Otros invitados locales que asistieron a la ceremonia incluyeron a la policía que vela por la ley y el orden, las monjas que ayudan a los pobres y la directora de la Escuela Primaria Tijuana Tzu Chi que está profundamente involucrada en la educación. Todos se unieron para continuar cumpliendo con las misiones de Tzu Chi.

En un gesto de unidad, los voluntarios de American General Care Group presentaron una cinta roja como símbolo de los Aforismos Jing Si, a los voluntarios locales de Tzu Chi. Luego, Ah Mui Manguy dirigió a 23 voluntarios locales en una actividad simbólica donde utilizaron una pala para cavar tres veces: La primera escarbada significa la purificación de los corazones de las personas, la segunda es la búsqueda de la armonía social y la tercera es el deseo de que no haya desastres en el mundo.

Los bendecimos con un corazón sincero. El centro de Tijuana es una nueva base de Tzu Chi. Esta base no solo es la esperanza de todos, sino también un centro para reunir a más voluntarios de América Central y del Sur. Esperamos el bienestar de todos.

Graciela Eunice Sánchez, directora de la Escuela Primaria Tijuana Tzu Chi, expresó su gratitud hacia la fundación por permanecer siempre presente y apoyar tanto al pueblo de Tijuana. Ella está emocionada de ver tanto movimiento en el nuevo centro y saber que la comunidad tendrá acceso a un mejor tratamiento y cirugía ocular por parte de los médicos especializados de Tzu Chi. Además del cuidado de la vista, Tzu Chi también ofrece tratamiento para la diabetes y otras condiciones.

Médicos y ayudantes examinan el azúcar en la sangre de las personas invitadas inmediatamente después de la ceremonia con el fin de concientizar sobre la diabetes. Foto/Ying Dan Lai

Después de la inauguración, los voluntarios utilizaron el espacio para expresar su gratitud hacia Tzu Chi. Muchos de los voluntarios que ahora decidían ayudar a otros habían estado en situaciones de dificultad, pero fueron apoyados por el Dr. Joe Wang y Ah Mui Manguy. Esto impulsó a los residentes de Tijuana a formar parte de Tzu Chi y ayudar a otros. Por otro lado, los voluntarios siempre han mantenido un gran respeto por el budismo ya que, en su gran mayoría, son católicos. Se entiende por todos que la importancia del amor y la unidad sobrepasa todas las barreras.

Dharma es lo mismo que la Biblia, queremos entender aún más las enseñanzas de Buda.

Después de escuchar a los voluntarios locales, el American General Care Group mencionó que tiene mucha confianza en el desarrollo de México y pueden ver que Tzu Chi ha comenzado a echar raíces profundas; los voluntarios locales tienen su confianza puesta en Tzu Chi. Al final de la ceremonia de inauguración, todos los invitados recibieron un sobre rojo con la bendición y sabiduría de la Maestra Cheng Yen y un regalo Jing Si desde Hualien, Taiwán.

Con grandes deseos y mucha esperanza para el futuro, sabemos que Tijuana se encuentra en buenas manos y cada vez la comunidad seguirá recibiendo más ayuda y herramientas para salir adelante.

COMPARTIR

EDICIONES PASADAS

Edición #22 | Mayo 2024
Edición #21 | Febrero 2024
Edición #20 | Noviembre 2023
Edición #19 | Agosto 2023
Edición #18 | Abril 2023
Edición #17 | Febrero 2023
X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁