COMPARTIR

Tzu Chi y su compromiso con la salud visual

Escrito por María Pacheco Valles

Publicación #18

Eric Adams, alcalde de Nueva York, visita las clínicas móviles de Tzu Chi. Foto/Hui Liu

COMPARTIR

Uno de los objetivos principales de la Fundación Budista Tzu Chi es brindar atención médica de calidad a quienes no cuentan con los recursos económicos o el seguro para cubrir consultas y tratamientos. La fundación defiende la salud como derecho humano fundamental, y desde sus inicios ha trabajado incansablemente para ofrecer esta ayuda. Según la Organización Mundial de la Salud, “los grupos sociales vulnerables y marginados suelen tener menos probabilidades de disfrutar del derecho a la salud”. 

Tzu Chi, a través de sus clínicas móviles se ha convertido en una organización pionera en brindar atención sanitaria a personas de bajos recursos desde que en 2013 abrió la primera unidad en San Bernardino, California. Ahora, Tzu Chi cuenta con once clínicas móviles que operan en California, Las Vegas y Nueva York, ofreciendo servicios como atención dental, exámenes visuales y detección de cáncer. Las clínicas móviles representan los valores de la fundación budista al ayudar a inmigrantes, personas sin hogar, ancianos y niños sin seguro médico o con seguro insuficiente a cuidar de su salud de manera gratuita. 

Con los años, Tzu Chi decidió ampliar su ayuda debido al costoso acceso a la salud visual en los Estados Unidos, país donde muchas personas sufren en silencio enfermedades y afecciones oculares. Según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud, “la carga de enfermedades oftalmológicas y deficiencias visuales no afecta a todas las personas por igual: a menudo afecta mucho más a personas que viven en zonas rurales, a aquellas con bajos ingresos, a mujeres, y personas mayores, con discapacidad, a las minorías étnicas y a poblaciones indígenas”. Este informe también añade que la miopía afecta a un mayor número de personas actualmente debido al tiempo que pasan en interiores en lugar de al aire libre en la naturaleza.

Las clínicas son instaladas en el Centro Comunitario del Departamento de Policía de Nueva York en Brooklyn. Foto/Hui Liu

La salud visual es realmente importante porque afecta directamente el desempeño de las personas en su vida diaria, es especialmente cierto para los niños que tienen dificultad para aprender. “Las enfermedades oculares son progresivas. Por esta razón, es importante recibir atención a tiempo cuando se presenta un problema, o tener chequeos generales cuando sea posible. La salud visual de los niños también es importante porque necesitan desempeñarse bien en la escuela”, explicó Lina Lin, optometrista de Tzu Chi. Por este motivo, a través de sus clínicas móviles, la fundación se enfoca en los pacientes más jóvenes, uno de los grupos más vulnerables.

Lentes correctivos listos en una hora

Las clínicas móviles de visión de Tzu Chi están diseñadas para brindar una experiencia completa, detallada y específica a cada paciente. Las clínicas proporcionan muchos servicios, incluyendo lentes correctivos que se entregan el mismo día. De acuerdo con el director ejecutivo, Steven Voon, los pacientes se llevan una buena impresión de la atención que reciben en las clínicas móviles y de todos los servicios que ofrecen.

Uno de los servicios que hace que las clínicas de Tzu Chi sean impresionantes es el acceso inmediato a lentes de prescripción. Esto se debe a la tecnología que usan, como las máquinas rectificadoras que ayudan a fabricar lentes. “En nuestras clínicas podemos hacer un par de lentes en una hora. Debido a que las clínicas están equipadas con dos máquinas para rectificar las lentes; generalmente, todo el proceso de fabricación de un par de lentes toma una hora. Si es necesario, se pueden rectificar dos pares simultáneamente”, aseguró James Chuang, optometrista de TIMA.

Tzu Chi expande su ayuda a Nueva York

En 2013, la primera Clínica Móvil de Visión se inauguró en California. Con la intención de expandir la ayuda, Tzu Chi inauguró dos clínicas más en Nueva York el 18 de septiembre de 2019, para atender a niños escolares. La primera escuela en beneficiarse con este servicio fue la Academia Kappa V, ubicada en Brownsville, Brooklyn. Esta inauguración marcó un momento importante de Tzu Chi con la comunidad de Nueva York, debido a que fue el inicio de las operaciones de las clínicas móviles de visión. También fue parte importante de relaciones como la sostenida, desde 2016, con Eric Adams, alcalde de Nueva York, y que en 2019, fue el presidente del distrito de Brooklyn.

Una cooperación que se mantiene con los años

El pasado 26 de febrero de 2023, Tzu Chi Nueva York llevó las dos clínicas móviles visuales hasta el Centro Comunitario del Departamento de Policía de Nueva York en Brooklyn (NYPD, por sus siglas en inglés), donde fueron atendidos 15 jóvenes.  Mientras eran examinados, Eric Adams, alcalde de Nueva York, pasó a saludarlos y a conocer más sobre el evento.

El alcalde mostró interés en conocer más sobre los próximos eventos de Tzu Chi en Nueva York y entabló conversación con Richard Yang, médico voluntario de TIMA, quien le ofreció información sobre los operativos dentales que la fundación organizará a partir del mes de marzo. Por su parte, el alcalde mostró su interés y compromiso para seguir apoyando las actividades de Tzu Chi en beneficio de los más necesitados del área metropolitana de Nueva York. 

“Tenemos un memorándum de entendimiento con el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York y con el Departamento de Salud, lo que significa que la ciudad nos permitirá ir a escuelas públicas para que podamos servir a los estudiantes. Además de los servicios de atención de la vista, también esperamos agregar servicios dentales alrededor de julio o agosto de este año”, explicó el doctor Yang Lian, miembro de la Asociación Médica Internacional Tzu Chi. En este mismo memorándum, Tzu Chi y el gobierno de Nueva York se comprometen a ofrecer ayuda a los solicitantes de asilo que llegan todos los días a la ciudad. 

Vale destacar que durante este operativo, se contó con la colaboración de la detective Alicia Arquer, encargada de los asuntos comunitarios de la policía de Nueva York, quien nos ofreció el centro comunitario para albergar las clínicas y atender a los jóvenes. “Algo como esto nunca se había hecho, que yo sepa, no hay otro lugar donde entreguen lentes correctivos gratis en el momento. Definitivamente quiero continuar esta asociación con Tzu Chi y, con suerte, podemos recorrer toda la ciudad y brindar todos estos servicios. Me encanta ayudar a la comunidad. Esta fue mi motivación, y la motivación de nuestro equipo, para asegurarnos de que se haga”, expresó Alicia Arquer. 

Fueron 15 los jóvenes pacientes que recibieron ayuda en este operativo. Uno de ellos fue Carlisle Ward, un niño de 10 años que fue el primero en recibir sus nuevos anteojos ese día. Un mes atrás sus lentes se rompieron y su familia no contaba con el dinero suficiente para adquirir unos nuevos. Era difícil concentrarse en sus clases y su rendimiento empezó a verse afectado, hasta que Darra Ward, su madre, se enteró sobre el operativo de la clínica móvil de Tzu Chi y registró a su hijo para una consulta. “Me siento muy agradecida de que mi hijo ahora tenga lentes nuevos. Gracias a Tzu Chi”, dijo Darra Ward.

Voluntarios colaborando con los jóvenes. Foto/Hui Liu

El trabajo de la Fundación Médica de Tzu Chi y de sus clínicas móviles sigue creciendo en todo Estados Unidos y alrededor del mundo, gracias a importantes colaboraciones como la del alcalde Eric Adams, que se ha comprometido a seguir trabajando con la fundación en beneficio de todos los grupos vulnerables.

COMPARTIR

EDICIONES PASADAS

Edición #22 | Mayo 2024
Edición #21 | Febrero 2024
Edición #20 | Noviembre 2023
Edición #19 | Agosto 2023
Edición #18 | Abril 2023
Edición #17 | Febrero 2023
X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁