Coronavirus
Tzu Chi Entra en la Etapa de Asistencia a Largo Plazo de Covid-19

Los voluntarios de la región del sur cargan las furgonetas con comidas. Foto/Megane Lin

Escrito por Dilber Shatursun | Traducido por Carolina Saheli

Publicación #11

COMPARTIR

El mes de septiembre marca el séptimo mes de la pandemia del COVID-19. Con esto empieza otro mes de cambios e incertidumbre para Amalia Esparza, una residente de San Bernardino, California, y sus hijos. Ella dice que “las escuelas están cerradas. Mis hijos han visto a su padre y a su tío perder sus empleos y verse ansiosos”. Amalia dice que lo peor es que sus hijos “tenían miedo de que nosotros nos enfermamos”, y se preguntaba ¿qué harían los hijos sin nosotros?

Familias como la de Amalia han tenido que enfrentar esta clase de preguntas en el 2020. Otros han tenido que confrontar estas preguntas solos. En los Estados Unidos, miles de personas han muerto de Covid-19. Muchos permanecen desempleados o con poco trabajo. Ha reinado la angustia, el miedo, y la ansiedad prolongada. Al ser testigo del sufrimiento de personas de todas las condiciones sociales, Tzu Chi ha tratado de poner su compasión en acción a través de soluciones significativas.
En la transición de los esfuerzos inmediatos de alivio a la recuperación a largo plazo, la recaudación de fondos “Juntos Mientras Separados” fue creada como una manera de ofrecer amor y compasión a los que luchan, incluso cuando mantenemos una distancia física. Específicamente, la recaudación financiaría los esfuerzos para aliviar la inseguridad alimentaria, ampliar las donaciones de equipos de protección personal (EPP), y ofrecer los servicios necesarios para las comunidades. Con estas tres metas, los voluntarios de Tzu Chi alrededor del país se han enrollado las mangas, puesto las mascarillas, e ido a trabajar.

En la primavera, y antes de la pandemia, los voluntarios de Tzu Chi ya habían comenzado a idear nuevas formas de convertir sus despensas de alimentos vegetarianos en entregas de alimentos socialmente distantes y seguros como regalos. Ellos incluyeron métodos de manejo, donde se les pedían a los receptores de alimentos llegar en autos, abrir el baúl o puerta de pasajero y dejar que un voluntario pusiera las cajas de alimentos (incluyendo verduras y artículos de despensa) en sus vehículos -así eliminando el contacto interpersonal. Para las personas que no conducían, las estaciones de recogida de comida fueron establecidas también.

Un voluntario de la región del sur divide los mangos para cada familia. Foto/Megane Lin

Tales métodos conscientes fueron replicados por todo el país, incluyendo el distanciamiento social, el uso de mascarillas, y la desinfección constante para minimizar el riesgo a los voluntarios y receptores de alimentos. Sin embargo, para algunos fue el comienzo de algo nuevo, como en el campus de Tzu Chi en la región del sur de Houston, TX, que sostuvo su primera distribución de alimentos (pandemia o no) en junio. El director ejecutivo, Taishan Huang, expresó que era un programa que esperaba que su oficina pudiera comenzar siempre.
De vuelta en San Bernardino, Amalia llega a recoger los alimentos de los voluntarios de Tzu Chi en la escuela primaria Juanita Blakely Jones en julio. Es la segunda distribución allí. La primera se llevó a cabo en mayo. El sol de verano cae sobre ella. Aunque es un día muy caliente, ella se presenta explicando que los comestibles gratis le ayudarán a asignar su presupuesto actual en otra parte, y dice, “el dinero que ahorro en comida, lo usaré para comprar gasolina u otras necesidades”.

Cuidado de enfoque láser

Tales métodos conscientes fueron replicados por todo el país, incluyendo el distanciamiento social, el uso de mascarillas, y la desinfección constante para minimizar el riesgo a los voluntarios y receptores de alimentos. Sin embargo, para algunos fue el comienzo de algo nuevo, como en el campus de Tzu Chi en la región del sur de Houston, TX, que sostuvo su primera distribución de alimentos (pandemia o no) en junio. El director ejecutivo, Taishan Huang, expresó que era un programa que esperaba que su oficina pudiera comenzar siempre.
De vuelta en San Bernardino, Amalia llega a recoger los alimentos de los voluntarios de Tzu Chi en la escuela primaria Juanita Blakely Jones en julio. Es la segunda distribución allí. La primera se llevó a cabo en mayo. El sol de verano cae sobre ella. Aunque es un día muy caliente, ella se presenta explicando que los comestibles gratis le ayudarán a asignar su presupuesto actual en otra parte, y dice, “el dinero que ahorro en comida, lo usaré para comprar gasolina u otras necesidades”.

Un voluntario entrega una bolsa de arroz instantáneo a un gerente de un campo en el valle de Salinas. Foto/Judy Liao

Las distribuciones de alimentos han tratado de abordar las necesidades específicas de las comunidades. Han tenido lugar en ciudades grandes como San Francisco, CA y Chicago, IL., y en suburbios como Long Island, NY y Silver Springs, MD.  Los voluntarios de Tzu Chi se aventuraron en comunidades agrícolas del área central de California y del valle de Salinas, donde llevaron arroz Jing Si y fideos instantáneos (parte de un envío de 750 cajas desde Hualien, Taiwán) para el trabajador agrícola. 

Ting Fan, directora de Tzu Chi Centro de Multimedia y Producción entrega una caja de comestibles a un residente de Queens. Foto/Héctor Muniente
Los residentes de Queens esperan en una fila para recibir los comestibles de Tzu Chi Nueva York y Brigada de Esperanza. Foto/Héctor Muniente

Para muchos que hacen tales trabajos manuales, y en particular, el trabajador indocumentado, la pandemia ha sido un gran reto. Sin estado de inmigración definido, muchos no califican para beneficios de desempleo o para otra ayuda tradicional. Fernando Vizcaíno, un residente de Queens, nos dice que regularmente trabaja en construcción, pero desde que la pandemia comenzó, “no hay mucho trabajo disponible” lo que hace difícil sobrevivir.  

Bolsas de verduras frescas preparadas por voluntarios de Nueva York para los residentes de Queens. Foto/Héctor Muniente

Para distribuir comestibles a familias severamente afectadas, Brigada de Esperanza NY -una organización cuyo lema es “hermano emigrante, no estás solo” – se asoció con Tzu Chi Nueva York en mayo para servir a las comunidades de Queens como Jackson Heights y Corona.  Aquí, un miembro del consejo de Brigada y jueza de la Corte Suprema de Nueva York, Dr. Carmen Velázquez, dice “hay personas que tienen miedo simplemente porque tuvieron una mala experiencia con la policía y otros grupos”. 

Un joven aguarda el inicio de su examen en el centro de servicio Tzu Chi Milpitas. Foto/Renee Liu

Sin embargo, dado el papel de la jueza Velázquez como funcionaria pública, clarificó que las necesidades de otros seres humanos vienen antes de cualquier estatus inmigrante. Firmemente, ella dice “Sí, soy jueza de la Corte Suprema, pero eso no significa que vaya a estar mirando quién es quién. Vinimos a ayudar a nuestra comunidad”. Con ambas organizaciones ayudando a los vulnerables, reforzaron que el hecho de ayudarse mutuamente era la manera más inteligente y útil de avanzar. 

Recibiendo una donación de comida de voluntarios de Tzu Chi y de Brigada, Fernando explicó que los comestibles gratis y la positividad de los voluntarios que le dieron “nos ayudarán a pasar estos momentos difíciles”. María Criollo, otra residente de Queens, compartió que ella ha sido viuda desde el 2017, con tres bocas en casa que alimentar. Al comienzo de la pandemia, explicó “les di dos platos, pero ahora gracias a la comida recibida, les daré desayuno y merienda.  Ellos van a estar muy alegres hoy.” 

A medida que la distribución de alimentos continúa, también lo hicieron las donaciones de equipos de protección personal (EPP). Los voluntarios de Tzu Chi han distribuido EPP a hospitales y centros médicos, asilos, organizaciones y oficinas de gobierno locales, y aún más, agregando mascarillas quirúrgicas o mascarillas de tela reusables. Sin embargo, se atravesó un nuevo territorio cuando las regiones del noroeste y la sede central de Tzu Chi comenzaron a tener eventos de pruebas este verano. 

COMPARTIR

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

#16 Edición | Noviembre 2022
#15 Edición | Agosto 2022
#14 Edición | Mayo 2022
#13 Edición | Marzo 2022
#12 Edición | Octubre 2021
#11 Edición | Abril 2021
X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁