Conectando Mi Mente y Mi Corazón – Vida Vegetariana

Por Gloria Gonzáles

Publicación #12

COMPARTIR

Fue un día de febrero del año 2013 cuando ví un video que cambiaría mi forma de pensar y de sentir para toda la vida. Este video fue sobre el proceso por el cual pasan los animales desde su nacimiento hasta el momento en que llegan a los estantes de un supermercado. Esto fue lo suficientemente impactante y gráfico como para preguntarme ¿cuál era el sentido de comer carne si podía comer otra cosa? Recuerdo que al día siguiente, las imágenes y el llanto de los cerdos de aquel video seguían en mi mente. Recuerdo conducir a un lugar no muy lejos de mi casa y darme cuenta de que no había notado hasta ese momento, la cantidad de restaurantes y avisos publicitarios de comida rápida que anunciaban comidas a base de carnes de res y pollo que existían en la calle, y sin contar que mi país es muy pobre. A partir de ese instante decidí que en mi vida NO volvería a comer carne. Y así lo hice. También recuerdo que me fue muy difícil entrar a un supermercado porque mi sentido de olfato se volvió más sensible; tenía que contener mi respiración al entrar porque podía oler la sangre y me acordaba de ese video que me llenaba de mucha tristeza. Ésta es la historia de cómo me hice vegetariana.

Ahora puedo dar fe y testimonio de que mi cuerpo funciona mucho mejor con una alimentación a base de vegetales. Me siento sana. Los exámenes médicos así lo indican, mi análisis de sangre es perfecto, al igual que mi sistema cardiovascular. Soy completamente saludable y nunca me enfermo, todo esto porque mi corazón le dijo a mi cerebro que le dijera a mi boca NO: no puedes comer una vida.

Cuando me preguntan por qué motivo me hice vegetariana, lo primero que pienso es en el derecho a la vida que tenemos todos los seres vivos.

También me volví vegana, dejando a un lado los productos derivados de los animales, como lácteos, huevos, miel y todo lo que proviene de ellos. Esto es fácil si lo haces con determinación, ves de frente con la cabeza en alto, y con firmeza de que ese cambio será bueno en tu vida. Sentirás que estás haciendo tu parte en este mundo tan deteriorado y lleno de conflictos. Pregunta, ¿por qué comer carne si se puede comer otra cosa? Por supuesto, puedes decir a tí mismo que no estás matando a nadie, y sí es cierto. Pero recuerda que lo estás permitiendo al comprarla. El acto de comprar carne indica indirectamente el apoyo de la matanza de los animales.

Sé que muchos siguen una vida vegetariana por salud, otros por razones ecológicas, ambientales o morales. Independientemente del motivo que sea, hazlo. Decídete a hacer un cambio en tu vida. No hay nada que no puedas lograr. No hay nadie que te impide hacerlo, solo tú puedes impedírselo.

 

Siempre que hablo de este tema, se me viene a la mente una frase de nuestra Gran Maestra, “Nuestros pensamientos y acciones crean nuestro destino en el cielo o en el infierno”. Ella nos enseña el camino correcto a seguir, no dejes pasar el tiempo.

¡No lo hagas mañana, hazlo hoy!

COMPARTIR

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

#16 Edición | Noviembre 2022
#15 Edición | Agosto 2022
#14 Edición | Mayo 2022
#13 Edición | Marzo 2022
#12 Edición | Octubre 2021
#11 Edición | Abril 2021
X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁